La fuente de mi inspiración

Escribo y escribo y siempre me doy cuenta que Dios está conmigo, muchas veces he llorado y reído, me he caído pero igualmente me he levantado y he proseguido en el camino, la vida es hermosa y no me importa si tiene espinas las rosas. Tengo mi bandera y a la distancia extraño a mi tierra, pero vivo feliz y doy gracias a este hermoso país.

Escribo al autismo por que un día llego con mi hijo, el dolor me dejo herido, y con los días la frustración crecía, no había mucha información sobre autismo. Mi hijo fue creciendo y juntos fuimos aprendiendo, fuimos armando el rompecabezas, nuestras miradas empezaron a juntarse y comenzamos a mirarnos a los ojos y entendíamos que no había un abismo. A pesar que el autismo fue severo nunca nos rendimos, por el momento no le ganamos la guerra, pero si le gamos muchas batallas, pero seguiremos firmes y seguiremos escribiendo sobre autismo, uno y más libros sobre autismo. Autismo El Ayer y El Hoy está a su disposición, sabemos de la poca información sobre autismo, por eso y mas el libro Autismo El Ayer y El Hoy contribuye a la información alrededor del mundo. El libro está disponible vía Amazon.

Los niños y jóvenes de condiciones especiales tienen sueños y metas por cumplir. Todos juntos podemos apoyarlos.

Mas una tarde de verano, una idea nacía, recordando una y mil visitas a las escuelas públicas y a las clases de los niños de condiciones especiales encontrábamos que no había tecnología para ellos, los niños querían aprender y no tenían esta posibilidad y así nació la idea de crear la fundación Autismo El Ayer y El Hoy.

Hoy ya tenemos 4 años llevando tecnología a diferentes escuelas a las clases de niños de condiciones especiales, la alegría de los niños y de los profesores nos sorprendió y la comunidad empezó a prender y a entender las necesidades.

Un día empecé a dar charlas y conferencias a los padres y familiares que tienen niños de condiciones especiales la sorpresa fue mayor, muchos padres no entendía el vivir en unión con sus hijos de condiciones especiales, la familia se rendía y así el divorcio era la solución a su dolor. Día a día pude dar una luz en estás vidas y esto me dejo mucha alegría.

Con los años aprendí la necesidades de los niños de condiciones especiales, por eso y mas hoy realizo proyectos de concienciación para que el mundo pueda ver una luz azul encendida.

Pero todavía tengo una deuda, la segunda parte de mi libro que estoy escribiendo la vida de adulto de mi hijo que es una inspiración, mi esposa y yo seguiremos trabajando por el bien y buscar una solución para todos los niños y las familias.

Leave a Reply

%d bloggers like this: